Your search results

Cómo vender un inmueble en poco tiempo

Posted by admindomus on 19/07/2017
| 0

Invertir en propiedades es un negocio rentable. Conocer el mercado, saber de leyes, de marketing y conocer técnicas de negociación es importante si como gestor inmobiliario quieres concretar ventas en poco tiempo.

Sabemos que esto no se aprende de la noche a la mañana, por eso te sugerimos tomarte tu tiempo. Sin embargo, compartimos contigo algunas recomendaciones que podrás poner en práctica de manera inmediata:

1. Prepara la vivienda para venderla.
La técnica del Home Staging es una excelente opción para hacerlo, ¡revísala! Sacar lo que no funciona, resaltar las cualidades de la vivienda, limpiar y ordenar a profundidad y generar la mayor sensación de amplitud, sin duda, serán factores claves al momento de atraer clientes.

2. Firma un contrato de exclusividad con un gestor inmobiliario.
Muchos desconfían de esta opción y prefieren una venta abierta en la que varias agencias puedan participar. Sin embargo, centrar la responsabilidad en una sola agencia conllevará a un proceso con mayor orden y efectividad. Mantente en contacto constantemente con el agente, hazle seguimiento al proceso y elige una persona que te inspire confianza.

3. Entra en el mercado inmobiliario.
Los portales inmobiliarios son efectivos, pero no son el único medio para ofrecer tu inmueble. Crea una estrategia de marketing en redes sociales y páginas web que permita atraer mayor cantidad de clientes en menor tiempo.

4. Muestra la vivienda con entusiasmo.
Nada peor que una persona extremadamente seria y desanimada mostrando una vivienda. Sé puntual, resalta las bondades del inmueble, agrega información del sector que pueda ser atractiva y menciona las condiciones de manera cordial.

5. Busca concretar la venta.
Por más incómodo que parezca, debes precisar a los clientes. Comienza la negociación y haz preguntas para avanzar como: ¿hacemos una oferta por la propiedad?

6. Sé flexible.
Ser muy rígido solo conseguirá espantar a los clientes. Muéstrate amable, dedícale el tiempo necesario a la visita, responde las inquietudes y ármate de paciencia durante la negociación.

7. Ten claro el objetivo.
Tener una meta clara y saber lo que quieres conseguir te dará confianza y ayudará a mantener calmada la negociación. De esta manera sabrás cómo guiar el momento para que ambas partes salgan beneficiadas.Ç

8. Conoce las leyes.
Tu agente puede apoyarte en esto, sí, no es un abogado, pero debe conocer las leyes que involucran el proceso para poder prestar la asesoría necesaria a sus clientes

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.